93 474 22 44 r5r@r5r.es

Índice de contenidos

A mediados del siglo pasado, la proyección del mercado del automóvil era sin lugar a dudas una de las mayores innovaciones, con un mercado de altísima proporción y que auspiciaba esta nueva forma de vida que conocemos hoy en día, con desplazamientos mucho más rápidos, frecuentes y cada día más seguros que otorgan a nuestra vida cotidiana una accesibilidad que muchas generaciones pasadas hubieran afirmado como imposible.

El crecimiento del automóvil y su protagonismo cada vez más asiduo en zonas urbanas, grandes ciudades y áreas residenciales (sobre todo en los últimos 40 años) han llevado a un nuevo paradigma la proyección de crecimiento de las urbes; la necesidad de cubrir, según la demanda y la disponibilidad, tantas plazas de parking como sea posible para sus ciudadanos.

La naturaleza compacta y eficiente propia de una gran ciudad, donde se desarrolla una gran actividad en todo sentido (demográfica, económica, social, urbanística, etc.), hace inviable mantener plazas de parking convencionales en el borde de la calzada para todos sus residentes o visitantes. Es por ello que en este tipo de grandes ciudades, como Barcelona o Madrid, requieren de manera indispensable de parkings y zonas de estacionamiento regulado.

Aparcar en Barcelona: las plazas de zona azul

En el caso de Barcelona, las primeras 231 plazas reguladas aparecen en 1983 en forma de plazas de zona azul entre el Paseo de Gracia y la plaza de la Vila de Madrid con el objeto de promover la rotación de vehículos en zonas concretas en las que la oferta de aparcamiento no era suficiente para satisfacer la demanda. Una tarifa y un tiempo de estacionamiento máximo en la calle disuadían las estancias largas y daban mucha más utilidad a cada plaza. Una vigilancia se encargaba de contener el aparcamiento en aceras u otros espacios destinados a otros usos, similar a como ocurre hoy en día.

Desde entonces y hasta mayo de 2005, Barcelona había llegado a las siete mil plazas de zona azul, siempre reguladas a partir de peticiones de los usuarios o comerciantes del entorno y después de evaluar técnicamente su idoneidad. Pero la preocupación ante la creciente tendencia a la congestión de las vías de la ciudad, que pronosticaba un escenario cercano al colapso para el año 2010, hizo que el Ayuntamiento se planteara de forma seria la introducción de alguna medida para cambiar esta situación.

Entre otras medidas, se promovieron grandes inversiones en la creación de espacios destinados al aparcamiento, como parkings subterráneos intracomunitarios, edificios de estacionamiento y aplicar a toda operación de estacionamiento en el centro de Barcelona un coste.

Barcelona la ciudad con mayor disponibilidad de plazas de parking en alquiler de España

Irónicamente, hoy Barcelona es la ciudad en España con mayor número de plazas disponibles de parking en alquiler, hecho que hace muy interesante para todo residente en Barcelona o para quien se esté planteando mudarse próximamente no tener que renunciar a su vehículo personal. Esta solución es la que han adoptado miles de habitantes de grandes ciudades que necesitan o prefieren mantener sus automóviles o motocicletas sin embarcarse en el periplo de búsqueda de plazas de aparcamiento libres al borde de la calzada, teniendo en cuenta su alto coste y la inseguridad de dejar el vehículo en mitad de la ciudad, con los riesgos que pueda comportar.

Con el aumento de la disponibilidad de parking de alquiler en Barcelona, tenemos también nuestra plaza disponible en Parking en Garcilaso – Passatge Coello, dispone de plazas de parking en alquiler en Barcelona para coche y moto en alquiler. Cuenta con un parking con plazas amplias, cómodas y accesibles. Además, está situado delante del mercado de Felip II, lo que le brinda una muy buena ubicación, cercana a la estación AVE de Sagrera y Rodalies Barcelona.

Las plazas de parking en Barcelona están en crecimiento debido a una tendencia que está empujando a muchos usuarios de vehículos personales a prescindir de estos mismos, ya sea por motivos económicos, medioambientales, logísticos o circunstanciales. Muchas de ellas están situadas en lugares muy convenientes para un desplazamiento rápido y efectivo entre ciudades y localidades, como también pueden estarlo en puntos accesibles como estaciones de transporte público. Las plazas de aparcamiento disponibles en alquiler en Barcelona son ideales para salvaguardar tu o tus vehículos en pleno centro de la ciudad y para saber en todo momento que se encuentran en un lugar seguro, a salvo de posibles incidencias que pueden llegar a ocurrir con más frecuencia estando aparcados en la calle.

La posibilidad de vivir o frecuentar Barcelona con asiduidad sin prescindir de vehículo propio abre múltiples posibilidades a desplazamientos efectivos y necesarios para el desarrollo de la vida cotidiana e incluso para la no tan cotidiana, con la libertad de poder conducir tu vehículo cuando lo necesites ya sea para un desplazamiento circunstancial, un visita a un pueblo cercano o un gran viaje a kilómetros de distancia, siempre cuando vuelvas tendrás tu parking de alquiler en Barcelona disponible para estacionar tu coche, motocicleta o furgoneta.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar